sábado, diciembre 02, 2006

Cuentas, cuentos

Publicado en Estepona Información, el 2/12/2006

En todo lo relativo a las investigaciones llevadas por el Tribunal de Cuentas hay, como su propio nombre indica, muchas cuentas. Además, siempre ha habido, podemos asegurarlo, muchos cuentos.


Y muchos cuentistas. Los primeros, los ya conocidos protagonistas directos de los hechos, los supuestos responsables de unos alcances contables que perjudicaron gravemente al pueblo de Estepona durante la época en la que mal gestionaron nuestro Ayuntamiento.

De aquella época es la constitución de las “sociedades municipales” que tantos ríos de tinta han hecho correr, y peor aún, tanto dinero y sufrimientos nos han costado, y aún cuestan, a los ciudadanos.

Que los que vinieron de la mano de delincuentes organizados nos mientan, nos cuenten cuentos, ni nos sorprende ni nos molesta demasiado. Tonto es el que no quiere recordar que aparecieron aquí bajo la sombra del orondo “Capo” Jesús Gil Gil. Tonto sería, por tanto, exigirles comportamientos gallardos, honestos o respetuosos con el interés público a quienes fueron asalariados y colaboradores políticos de primer nivel de aquel delincuente ya fallecido. Sí, ya saben, el Jefe y compañero de correrías de todos esos que andan visitando Alhaurín por los asuntos de Marbella.

No me molesta de ellos que pretendan derivar su responsabilidad a excompañeros fallecidos, ni que intenten engañarnos respecto al nivel de vida del que disfrutan, pese a que, sin oficio ni beneficio, pasaran de vender libros por las casas a habitar mansiones multimillonarias. Son así, qué les vamos a pedir.

Me molesta mucho más que alguien, utilizando los medios de comunicación públicos, utilizando una dignidad pública que cada vez ejerce con menos dignidad personal, y para colmo, con esa chulería que últimamente le caracteriza mienta a los ciudadanos en algo que a mí, precisamente a mis compañeros y a mí mismo, nos toca muy de lleno.

Miente el Sr. Alcalde cuando afirmó que únicamente él defendía los intereses municipales en los asuntos del Tribunal de Cuentas. Miente descaradamente, y lo sabe, sabe que los militantes de Convocatoria, con nuestro esfuerzo personal y nuestra propia cara nos hemos personado y presentado demandas ante ese Tribunal para recuperar lo que consideramos patrimonio municipal expoliado.

Y además, sabe perfectamente que es nuestra presencia en esos asuntos la que le ha obligado a mal defender un interés municipal que no le interesaba demasiado hasta que se recibió en Estepona la llamada preocupada de cierto abogado desde Madrid.

En efecto, El Ayuntamiento presidido por el Sr. Barrientos, sólo se ha personado en nueve de las piezas presentadas ante los tribunales. Y no sólo eso, sino que lo hace una vez que Convocatoria ejerce la acción pública. ¿Pretendían dejarlo correr pese a las instrucciones estrictas del mismo Tribunal de Cuentas?. Ha dejado pasar el asunto sobre seis de las sociedades. Como ejemplo, en una de ellas prescinde de presentar demanda por más de cinco millones de euros.

Pero aún hay más. Nuestro Alcalde encomienda la defensa de los intereses municipales a un abogado, que, casualidades del destino, lo era también de los principales supuestos responsables del alcance. ¿Es Perry Mason este abogado? ¿Es el abogado de más prestigio de toda España? ¿No hay otra persona más indicada?. ¿Debemos elegir al abogado de las personas contra las que tenemos que actuar?.

Responderé a la única cuestión de la que estoy seguro. No, no es Perry Mason. Al menos no tiene esa vena altruista del protagonista de la serie televisiva. La minuta de nuestro abogado, el de todos los esteponeros por decisión del alcalde, es multimillonaria.

Y la última mentira, la que encierra todas las anteriores, es la supuesta defensa de los intereses públicos que ejerce nuestro Alcalde. Por encomienda directa, mediante Decreto firmado por él mismo, no solicita “la mejor defensa que en derecho proceda” como dice la fórmula habitual. Nuestro Alcalde, usando sus ya conocidos conocimientos jurídicos, le dirigió hacia la exigencia de la responsabilidad principal hacia un fallecido y la subsidiaria a nuestros amigos de Marbella. La misma estrategia que defiende el abogado de la otra parte. ¿Otra casualidad?.

Mientes, Antonio Barrientos. Descaradamente. Es verdad que no hay muchas instituciones locales presentes en la defensa del interés público. Afortunadamente, las personas que conformamos Convocatoria ejercimos y ejercitaremos el derecho que debiste ejercer tú, como representante de los ciudadanos. Mientes cuando dices que irás hasta el final para recuperar el daño sufrido. Te paraste al darte cuenta que los sufridores eran tus socios. Esa es la verdad. Eres un cuenta cuentos. Y ni siquiera eso lo haces demasiado bien.

5 comentarios:

hellboy dijo...

Hace escasamente un mes me llemaste profeta porque aposte por la ley de Murphy en relación a tu articulo Déjalo Antonio, amigo. No es este comentario factura de aquello pero era incuestionable su toma de posiciones cuando es el sillón el que está en juego, lo problemático es que aqui hay en juego más de dos mil millones de aquellas pesetas que tanto costaba ganar y de nuevo se apuesta por los malos, y de que manera. Si lo que publica el boletin de rosa diaz es cierto, la reclamación no supera el 10 % de lo defraudado, ¿que será del resto de la cantidad?. ¿Habrá que exigir al Alcalde la responsabilidad subsidiaria y denunciarlo por prevaricación y dejación de funciones en la defensa de lo público a lo que está obligado por su cargo? ¿Hasta donde llegará Bonifacio con el engaño?

Anónimo dijo...

La verdad es que en esto del Tribunal de Cuentas que tanto les llena la boca a algunos partidos políticos locales (PP y Estepona 2007, principalmente), muy pocos se han dignado a hacer algo efectivo. Convocatoria tiró la primera piedra. La única gorda. Después vino Antonio Barrientos, como alcalde, que no como líder del PSOE, tirando chinitas en la ventana equivocada, y finalmente y de forma tímida, Eduardo Alarcón sacando pecho por IU, aunque a algunos de IU casi les da un ataque.
Es evidente que hay que decirle a Antonio Barrientos que miente. Porque miente descaradamente. Pero también habría que cerrarles la boca a los Galeotes-Menas y las Rositas 2007 que no son más que carroñeros de la política.

Gerardo Galán dijo...

Para Hellboy: Eres un profeta. Y es cierto lo que publica el boletín de Rosa Diaz. Sólo reclaman el 10%. A ella se le olvida que siendo alcaldesa participó activamente en el intento de "camuflar" las cuentas gilistas. Quizá porque también era socia de ellos. Y por cierto, aunque yo no sé quién eres, tú sí que sabes quién soy. ¿Me crees un ingenuo porque daba una oportunidad a Barrientos?. A los amigos se les da siempre una oportunidad más.

Para Anónimo: Convocatoria ha tirado la única piedra gorda, efectivamente. Y los demás utilizan la cuestión de manera más que torticera. Todos mienten. Todos han sido socios de alguna manera de los gilistas. Salvo nosotros. ¿Alguien más puede demostrar no estar contaminado?.

hellboy dijo...

Es curioso como nadie parece haber reparado en una noticia que publicaba ayer el Diario Sur en relación a unos compradores de viviendas en la zona de Elviria en Marbella que se niegan a escriturar por tener dudas razonables sobre la legalidad de las licencias. Licencias obtenidas por un tal Gianni Moltaldo, detenido y en libertd bajo fianza en la operación Malaya. En la edición digital no figura pero en el periódico aparece dando explicaciones el representante de la empresa que le compró al italiano la promoción. Venga os propongo el juego de investigadores de nivel 1, facilito, facilito.
Primera piedrecita para que pulgarcito torres encuentre el hilo

Julio (Un Colega) dijo...

Óigame caballero: -Le perdono porque sé que no va conmigo. Porque de no ser asi TE PONÍA DOJ VELA NEGRA Y TACÍA UN CONJURO. BAZURA. BAZURA!!!!!!!!
También le perdono y no lo demando a Teddy Bautista, ya sabe, "er gachó" de la sociedad de autores. Otra política que también tiene guasa.
Usted se olvidó que yo soy el Cuenta Cuentos. ¡Puñetas! Colega, "El cubanito cuenta cuentos". Encima, ocupo el primer lugar en los buscadores de Google y Yahoo. A ver, si estos listos, me involucran a mí en toda esta vaina. Que con tal de salvarse de la quema, pringan a quien sea. Lo sabes de sobra. Por eso están un taco en el trullo.
Bromas a parte; lo gracioso y no sé si lo recordarás, es que Gil antes de palmar, pronosticó poco más o menos que aquellos que en su día le dieron la espalda, irían "pa dentro". ¡Cojones! Y así está sucediendo. Yo, por mi parte y sólo tengo a mi parienta por testigo; palabrita que desde la primera vez que escuché declaraciones de Julián Muñoz y algunos/as otros, le dije:-Éste/os/as acaban presos.
Sabes de sobra que no me ando metiendo en política, ni vainas de esas. Soy eso, Un Cuenta Cuentos, que tira de archivos históricos y me muevo en la imparcialidad. Te aseguro que a más de uno, no la hace ni pizca de gracia que te tenga publicitado el primerito en mi web blog. Pero en este trocito del Malecón de La Habana mío, impera La Democracia y La Libre Expresión.
Por otra parte, no estás nada más que apuntando la verdad. Ese es mi patrón y modelo de Democracia. Es lo único que no apruebo de Fidel. Y eso, tronco, es indiscutible. Fidel, siendo abogado y un tipo genial, habiendo convocado elecciones libres y democráticas, casi seguro que seguiría siendo Presidente, Primer Ministro o llámalo como quieras, de habérselo propuesto. Nunca hubo, en la corta historia independentista de Cuba, mejor político que él. Entonces, ¿por qué derrocar a un dictador para convertirse en otro mucho peor?
Eso es lo que sustancialmente demanda el pueblo cubano. Tanto los de afuera, como los de adentro. La diferencia radica en dos cosas:
-La primera es que los de adentro a poco que se pronuncien caen presos. Sin ir más lejos, esto que a ti te estoy exponiendo, en Cuba me supondrían 25 años de presidio. Analiza qué les acaba de ocurrir a un grupo de intelectuales, como yo, que tras más de cuatro décadas estando allí, al pie del cañón, por haber escrito "jí", están presos.
-La segunda, es que la inmensa mayoría de los cubanos de mi edad y generación pensamos poco más o menos igual que yo. Toma nota de que Fidel tiene 80 años. Los de su quinta, ya estén a favor o en contra, o estiraron la pata, o poquito les falta. Lo irás verificando en mi blog, pues me consta que a una persona como tú le ha de interesar.
Gerardo, por favor, aclara que El Cubanito Cuenta Cuentos, nada tiene que ver con toda esta patraña.
Un saludote y ánimo.