martes, septiembre 19, 2006

Política presa


Emitido en SER Costa del Sol, 18/09/2006
En un principio me molestó profundamente. Que una persona que pasa seis meses en la cárcel por andar trapicheando con el dinero de los ciudadanos, diga que es una presa política, tocó la fibra más sensible que tenemos los que sentimos un profundo respeto por los que sufren penas por defender ideas de justicia y progreso. Luego, más tranquilo, sonreí diciéndome “que cara más dura”.

Y un rato después estaba partiéndome de risa pensando en la de horas que habrá pasado meditando entre rejas. No debe ser fácil llegar a la conclusión de que lo que le está pasando es culpa de la persecución ideológica a la que la somete un sistema que no ha entendido su ... particular forma de trabajar en pro de los demás. Sí, he llegado a admirar a la presunta delincuente García Marcos por esa ingeniosa manera de justificar su estancia en prisión. Muchísimo más divertido que los llantos de mujer de la copla con la que se nos despachaba la exalcaldesa de las tetas de oro.

Perdónenme, tengo que reirme de las cosas que pasan en estos pueblos de esperpento en los que vivimos. Más que nada para no cabrearme mientras pienso en todo lo que nos han quitado y piensan quitarnos. Tengo que reirme. Pero no crean que ha sido fácil aguantarme cuando ésta se ha puesto a la altura de los militantes socialistas, comunistas y anarquistas que pagaron años de cárcel en nuestra España, o de los que han padecido o aún sufren privación de libertad en cualquier parte del mundo por expresar sus ideas.

1 comentario:

ursulina dijo...

Pero no me negaras que no tienen gracia estos chicos del PSOE. Les pones la vara de mando y al minuto te venden el papel del BOE o le roban la hucha a los huérfanos de la Guardia Civil, eso sí con un talante democrático de no te menees y labia, bueno para aburrir, hay que reconocer que la Marcos lo borda.